5 cosas que no debes hacer a la hora de seducir

1. Estar siempre disponible:

Una persona que siempre esta ahí para nosotros, trasmite que tiene una vida desocupada o con cosas poco importantes en ella. Esto no es atractivo para nadie. Transmitir la sensación de tener otras prioridades es muy importante. Es como si cada vez que sientes sed abres la nevera y tomas un poco de agua; pero qué pasaría si llega la sed y no hay nada para saciarla; debemos esperar, aguantar, desear que aparezca el preciado líquido. Sentirnos sedientos hará que deseemos el agua y la valoremos. Bueno, así debe ser el efecto de no estar siempre disponible.


2. Escribir mucho:

Hay un termino en seducción llamado “inversión”, que hace referencia al acto de dar algo a la interacción. Por ejemplo: tiempo, dinero o, en este caso, palabras. Un indicador de interés es cuando la otra persona escribe mucho, nos demuestra que esta interesada en hablar con nosotros. A diferencia de estas típicas respuestas frías como: ok, sí, no, no sé, ajá, bueno, etc. Cuando empieces a detectar párrafos, da por hecho que hay cierto interés, o poco a poco se esta creando. Lo importante aquí es, que siempre seas quien escribe menos. Trata, en lo posible, de que la otra persona invierta más. Hagamos un ejercicio. Saca tu celular, ingresa al chat y busca la conversación con esa persona que te gusta; ahora mira quién escribe menos de los dos. Te aseguro que esa persona es quien tiene el control de la relación.

 

3. Acelerar el compromiso:

Recuerdo que hace varios años, tuve una primera cita con una chica y, al pasar de unas horas, nos dimos el primer beso; cuando separamos nuestras caras, me encontré con su rostro serio, acto seguido me pregunta: “ahora tú y yo… ¿qué somos?”. Inmediatamente me dejó de gustar. Debemos entender que el compromiso es un invento del hombre, no es natural y como todo compromiso, nos genera preocupaciones. Es mejor que, sin ningún tipo de presiones, las cosas se vayan dando con el paso del tiempo, las salidas, el roce, a tal punto que la relación se formalice sin tener que pedirlo, o si lo piden ya sea prácticamente obvia la respuesta. Recuerda el compromiso asusta.

 

4. No Sexualizar:

Una de las preguntas más frecuentes con las que me encuentro es: “¿cómo no caer en la zona del amigo?”; y mi primera respuesta será: no comportándote como uno. Es importante que te vean como lo que eres, un hombre (o una mujer) y para eso uno de los pasos que debes hacer una vez inicie el cortejo, es buscar un momento adecuado para hablar de sexo con ella, no hablo de ofrecerlo, sino de introducir el tema. Puedes empezar por contar una historia que tenga que ver algo con el sexo, luego escalar a preguntar su opinión, después preguntarle sobre cosas que a ella le gustan del tema, y cuando vienes a ver ya están hablando de sexo. Esto conlleva a que de cierta forma lo asimile contigo.

 

5. No reír juntos:

Recordemos que, como motivo principal, cualquier persona con la que salimos, tiene la motivación de pasarla bien. Así que entretener y hacer reír a tu cita, se vuelve pieza importante del encuentro. Para cumplir esta tarea existen muchos recursos, desde chistes, historias, anécdotas, juegos, etc. El peligro de olvidarnos de ser divertidos habiendo tantas herramientas para serlo es porque nos enfocarnos en ir directo a la conquista. Recuerda que para empezar a pasarla bien no tienes que gustarle, pero pasándolo bien, terminaras gustándole.

Para aprender más click aquí

 

 

Cómo conquistar a un hombre.

agosto 28, 2018

Conciencia a la violencia

agosto 28, 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *